Los jefes de Estado de países de la Alba-TCP no reconocerán ninguna decisión que se tome.

Una docena de países no asistirán a “Cumbre” de Lima

©

 

LOS MEDIOS

 

 
 

Los países de la Alba-TCP decidieron este martes que no asistirán a la Cumbre de las Américas, que arranca este viernes en el Perú. La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos, aprobó un documento denunciando la ilegal y arbitraria exclusión de Venezuela del encuentro. El texto, que saldrá publicado este miércoles, recuerda a la opinión pública que Perú no tiene competencias para decidir unilateralmente sobre la participación de algún miembro de la Organización de Estados Americanos. Los Jefes de Estados y de Gobiernos de la Alba-TCP no reconocerán las decisiones y anuncios que salgan de la Cumbre. Además, decidieron objetar de manera íntegra el contenido de los documentos que emanen de la mencionada Cumbre, se lee en el documento aprobado la tarde de este martes. La Alba-TCP está conformada por 12 países. Los miembros del bloque multilateral objetarán todos los documentos emitidos en la Cumbre.

 

El grupo protestó de manera categórica, la exclusión de Venezuela de la Cumbre de las Américas.

 

Antigua y Barbuda no acudirá a la octava Cumbre de las Américas que se inaugurará en Perú este viernes, en protesta por la exclusión de Venezuela, dijeron este martes sus autoridades.

 

El Primer Ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, no estará en Lima debido a la exclusión de Venezuela, confirmó Ronald Sanders, embajador del país caribeño ante la Organización de Estados Americanos.

 

Antigua y Barbudas se une a Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Dominica, Ecuador, Granada, Surinam y el resto de los países miembros de la Alba-TCP, que decidieron no asistirá al Perú.
 

Los cancilleres del ALBA analizaron la situación de Venezuela ante los ataques de los gobiernos de derecha de la región y de Estados Unidos.

Los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América Latina y el Caribe-Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP) rechazaron este martes "las sanciones arbitrarias e ilegales impuestas por EE.UU. contra ciudadanos venezolanos, incluso el presidente Nicolás Maduro".

Al culminar la sexta Reunión Extraordinaria del Consejo Político del ALBA-TCP, en Carcas (capital venezolana) el canciller boliviano David Choquehuanca leyó la declaración final en la cual expresaron su apoyo y solidaridad con el Gobierno y el pueblo venezolano ante las amenazas de la derecha internacional.

Los miembros del ALBA-TCP ratificaron su apoyo a la iniciativa emanada de la 38 reunión ordinaria de la Comunidad del Caribe (Caricom), del 6 de junio de 2017, donde se ofreció acompañar un proceso de diálogo entre el gobierno y la oposición de Venezuela.

"Reiteramos que las sanciones económicas de carácter unilateral constituyen una clara violación del derecho internacional, de los derechos humanos y una clara acción intervencionista para afectar al pueblo de Venezuela y conseguir un cambio de régimen", enfatizó el documento.

Asimismo, la declaración final del ALBA-TCP aseguró que la campaña de desprestigio mediática e internacional, así como las saciones que afectan a la economía venezolana tienen como único objetivo "destruir los avances alcanzados en la región para imponer nuevamente el modelo económico neoliberal para controlar nuestras riquezas".

"Declaramos que estas acciones contra Venezuela no conducirán a ninguna solución que favorezca al pueblo y solo tienen como objetivo alentar a los sectores violentos de la oposición venezolana", indica el texto leído por Choquehuanca.

Por ello, los países el ALBA-TCP "exigimos la firme e inmediata condena internacional de la violencia" opositora, que ha dejado más de 100 muertos desde abril.

Los diplomáticos también evaluaron de manera conjunta la coyuntura regional actual, especialmente de los Estados de la ALBA-TCP, en el contexto del diálogo político entre los países miembros.

El ALBA-TPC, creado por iniciativa del presidente venezolano Hugo Chávez el 14 de diciembre de 2004, busca fortalecer los lazos de cooperación solidaria entre los países latinoamericanos y caribeños menos desarrollados de la región, con el fin de generar planes especiales que permitan su crecimiento económico y social.

Según los principios del organismo, este "se sustenta en el pensamiento de Bolívar, Martí, Sucre, O´Higgins, San Martín, Hidalgo, Petion, Morazán, Sandino y tantos otros próceres, sin nacionalismos egoístas ni políticas nacionales restrictivas que nieguen el objetivo de construir una Patria Grande en la América Latina, según la soñaron los héroes de nuestras luchas emancipadoras".

En la actualidad el ALBA-TCP está integrado por Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Dominica, Antigua y Barbuda, San Vicente y Las Granadinas, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, y Granada.

 

 

www.jornaldearequipa.com