www.jornaldearequipa.com www.jornaldearequipa.com www.jornaldearequipa.com www.jornaldearequipa.com www.jornaldearequipa.com

 

 

NOTA IMPORTANTE.- Los dirigentes del Sindicato de Aceros Arequipa, consultados, no estuvieron de acuerdo con el texto que aquí se publica, tal vez -especulamos- por temor a represalias. En todo caso señalamos que este artículo es solo responsabilidad de sus autores y se basa en el texto de las resoluciones de la Gerencia de Trabajo del Gobierno Regional de Arequipa y declaraciones de los afiliados a su sindicato publicadas en sus facebook y que son de conocimiento público. En cuanto a los abogados, los autores hemos estado casi toda la semana llamando a sus teléfonos celulares y nunca han contestado, uno de ellos hizo saber por terceros que estaba en un cursillo en el extranjero. Señalamos que el Sindicato de Trabajadores de Aceros Arequipa esta afiliado casi 50 años a la FDTA (hoy CGTP-Arequipa) y los principales dirigentes de la central obrera arequipeña no han estado a la altura que el caso amerita pues solo se han limitado a "apoyar" su lucha como si de eso se tratara: "apoyar"; peor aún si se sabe de la estrecha relación entre las autoridades regionales y los dirigentes efedetistas.

Y les dieron la razón

A los obreros de Aceros Arequipa

.Ministerio de Trabajo ordena a Corporación Aceros Arequipa reanudar sus labores de manera inmediata y al pago de remuneraciones por el tiempo de suspensión

.

 

 

.

La heroica lucha de los obreros de Aceros Arequipa

©

VÍCTOR F. VILLANUEVA & rAFAEL rODRÍGUEZ

 

 

 

.
La invalorable intervención del Congresista Justiniano Apaza determinó que la Dirección Regional de Trabajo fallara, en primera instancia, a favor de los trabajadores de Corporación Aceros Arequipa que fueron despedidos sin razón alguna. Digno es de mencionar, también, la participación activa del Dr. Hugo Rosas Villanueva quien puso las cosas en su sitio al cuestionar en el local de la FDTA la validez de las medidas de la empresa para cerrar la fábrica y despedir a un centenar de trabajadores. Al ser cuestionados tanto los argumentos de la empresa como la blandenguería de los funcionarios de trabajo, estos últimos tomaron venganza no permitiéndole al Dr. Rosas participar en las siguientes reuniones conciliatorias, con el beneplácito de los abogados de ambas partes.

La Gerencia Regional de Trabajo de Arequipa ha dado la razón a los trabajadores y ha emitido una resolución más, siendo dos las Resoluciones a favor de los trabajadores ordenando su reposición y declarando improcedente el cierre de la empresa. Los dueños de la Corporación, con extrema soberbia, se niegan a cumplir las resoluciones del GRA, confiados de su fuerza y de su poder político y económico, habiendo apelado cada vez, seguros de conseguir lo que se han propuesto: echar a la calle a sus trabajadores sin beneficio alguno.

 

Tres meses después, sin pagar a los obreros, para "cumplir" las resoluciones de la Gerencia de Trabajo de Arequipa los empresarios acereros han "repuesto" a los trabajadores en la planta de Pisco convencidos que estos capitularán.

 

 

Durmiendo a la intemperie frente a la Planta 2 de Pisco


Es cierto, impagos 90 días, algunos trabajadores se han rendido por hambre aceptando la miseria que les ofreció la empresa y han abandonado la lucha. 85 obreros -o tal vez menos- han  viajado a la provincia iqueña donde les han puesto todos los obstáculos y trampas posibles para que se rindan, inclusive abordando individualmente a los obreros para enfrentarlos al Sindicato y a sus dirigentes. Con el aliento de sus esposas e hijos y el olvido de los que tanto prometieron, estos trabajadores continúan en la lucha esperando la solidaridad de quienes por principio deberían darla.

Hoy se encuentran desterrados, fuera de su hogar, abandonados a su suerte, hasta por la ética de sus abogados, quienes no dan señales de vida y de la indiferencia de "compañeros" de la propia planta del lugar, quienes no quieren comprarse el pleito. Sin recursos, acampando en la calle frente a la empresa y viviendo de la solidaridad de otros trabajadores y vecinos del lugar se encuentran 85 obreros arequipeños, víctimas de la ambición y la indiferencia. El silencio es universal hasta del Diario UNO, tan preocupado en los problemas de la izquierda y de Verónika Mendoza.

 

 

En la Plaza principal de Pisco. En el recuadro uno de los abogados

 


El Sindicato 100% compuesto por obreros fabriles está afiliado a la FDTA, pero, la impavidez de la sociedad, de políticos y sindicalistas representados por la Federación de Trabajadores de Arequipa (CGTP-FDTA) está haciendo posible, por su inercia y silencio, el cierre de la principal industria del acero peruana, la más representativa de la región, pues lleva el emblemático nombre de la Ciudad como razón social. Para ellos no ha pasado nada. Sólo los sindicatos de la Red Solidaria, entre ellos Cerro Verde, Kola Real, Mitchell y La Ibérica, entre los pocos, han acompañado protestando solidariamente por las calles de Arequipa al centenar de trabajadores despedidos "perfectamente" por la poderosa empresa y hoy lo hacen incansablemente junto a sus valientes esposas e hijos.

 

 

 

Las valientes esposas con el uniforme de sus compañeros retomando la lucha en la ciudad

 

 

La Corporación Aceros Arequipa ha apostado al cansancio y al hambre. En algunos casos lo han conseguido, contando con la complicidad consiente o inconsciente de personajes que van desde asesores legales, funcionarios y dirigentes que se han prestado al juego de la Corporación, y con ellos la gran prensa que solo ha publicado el punto de vista de la empresa olvidando por completo a los trabajadores.

El cierre de Aceros Arequipa constituye un atentado al desarrollo de nuestra región, más aún cuando se trata de una de las pocas empresas industriales de la Región. La gravedad se expresa no solo en la pérdida de puestos de trabajo directos e indirectos sino en la destrucción de la base productiva regional, dejando de ser –por ello- Arequipa una zona industrial, afirmándola como región primario exportadora y de servicios.

 

 

faccimil editado de un periódico local. Pisco


 

La empresa argumenta la arbitraria medida al dumping chino. Si ello fuera cierto la empresa, que tiene presencia cuasi monopólica en el mercado nacional, no hubiese reportado ganancias durante los últimos años. Y la planta de Pisco sería también afectada, lo que indica que los dueños tienen la finalidad de concentrar todo en la región Ica o en mantener sus márgenes de ganancia a partir de un cierre ficticio para despedir trabajadores y tercerizar la relación laboral. Es cierto que los precios a nivel internacional en los últimos años, han caído en un 10% aproximadamente debido a que China ha inundado el mercado internacional de acero de mala calidad y a precios subvaluados; pero, eso no es causal para despedir a los trabajadores, parar la producción ni trasladar la fábrica a otro lugar.

Esta medida de cierre de la fábrica es arbitraria y dolosa. El Gobierno Regional que debía ser el más interesado en promover la industria guarda sepulcral silencio ante el grave problema prefiriendo el baile y la fiesta. Deberíamos de recordar que el rol del Estado es el de proteger a la parte más débil de la relación laboral, de implementar políticas de desarrollo y de garantizar la paz social.

.

 
 

www.jornaldearequipa.com