Los gobiernos de Estados Unidos han minimizado los movimientos sindicales en los últimos años.

El mundo celebra el 1° de mayo como símbolo de la lucha obrera

©

 

TELESUR

 
 

Todo comenzó un primero de mayo pero de 1886, cuando decenas de obreros iniciaron huelgas en EE.UU. para obtener una jornada laboral de ocho horas y la dignificación del salario.


El 1°de mayo se celebra en todo el mundo el Día del Trabajador para conmemorar la lucha de un grupo de obreros en Estados Unidos para conseguir la reducción de la jornada laboral de 18 horas a ocho horas de trabajo, ocho de sueño y ocho en la casa. El objetivo fue logrado, pero no sin sacrificios.

El Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional estableció en París la fecha conmemorativa un día como hoy pero de 1889, inspirado en los sucesos ocurridos en la ciudad estadounidense de Chicago tres años antes.

¿Qué ocurrió en Chicago?

El 1° de mayo de 1886, miles de personas de esta ciudad decidieron iniciar una huelga con el objetivo de reducir el horario de los trabajadores, las protestas tuvieron como escenario la plaza Haymarket Square.

El 4 de mayo, tres días después de la primera huelga, se produjo un hecho que cambió la naturaleza de las protestas, que pasaron de pacíficas a violentas. Una persona aún desconocida lanzó una bomba que acabó con la vida de al menos siete policías.

Este suceso desató la furia de las fuerzas policiales contra los anarquistas, principales organizadores de las huelgas por la reivindicación, identificados con el movimiento American Federation of Labor (Federación Americana del Trabajo). Finalmente, ocho de ellos fueron llevados a juicio y condenados a penas de prisión y muerte. Cuatro de estos ocho procesados terminaron sus días en la horca.

El movimiento obrero reivindicó a los ejecutados como "mártires de Chicago", homenajeados en los países que celebran el Día del Trabajo el primero de mayo.

Estados Unidos celebra el trabajo en septiembre

El presidente estadounidense Grover Cleveland estableció el Día del Trabajo el primero de septiembre para evitar que el primero de mayo sirviera como glorificación de los "mártires de Chicago".

"En Estados Unidos celebraban el primero de mayo sindicalistas, miembros del partido socialista de los trabajadores y del partido comunista, identificados como parte de la izquierda internacional", explicó el profesor de Historia en la Universidad George Washington, Eric Arnesen.

El representante de la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por su sigla en inglés), Gonzalo Salvador, aseguró que la fecha recobró fuerza "gracias a los inmigrantes en EE.UU.".

>> Entre protestas y paros nacionales el mundo conmemora el 1° de Mayo

"El primero de mayo se dedica a los inmigrantes, porque en el 2006 hubo protestas y manifestaciones en todo el país donde salieron millones de inmigrantes a exigir sus derechos", agregó.

El movimiento laboral en Estados Unidos ha sido minimizado y el porcentaje de trabajadores sindicalizados se redujo drásticamente, "es una fuerza que ha sido muy golpeada en los últimos años", aseguró Arnesen, y añadió: "La mayoría de los trabajadores no entiende la dimensión política del Día del Trabajo, para ellos es un simple feriado más".

El trabajo en el marco internacional

En países como España, Brasil, Argentina movimientos obreros y organizaciones sindicales conmemoran el primero de mayo saliendo a las calles para protestar ante las desigualdades salariales, los recortes y las precarias condiciones de trabajo a las cuales se ven sometidos muchos trabajadores.

Bajo el lema "No hay excusas, a la calle", comisiones obreras de España y UGT organizaron este primero de mayo más de 70 concentraciones para pedir "empleo estable, salario justo, pensiones dignas y más protección social" y contra la corrupción.

Trabajadores franceses realizaron una caminata liderada por cuatro sindicatos con consignas como "Contra los retrocesos salariales, caldo de cultivo de la extrema derecha".

En cuanto al desarrollo e importancia del trabajo en América Latina, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) considera el trabajo como la base de la estrategia política social para la región.

Los Gobiernos progresistas de la región propusieron políticas públicas que beneficiaron a los sectores más humildes de las sociedades. Sin embargo, la derecha logró hacerse con el poder en Argentina y Brasil y los Gobiernos de Mauricio Macri y Michel Temer adelantan reformas que golpean a los sectores que obtuvieron beneficios con las políticas públicas llevadas a cabo por los gobiernos anteriores.

 

 

www.jornaldearequipa.com